fbpx
Android

Análisis después de 2 semanas de uso BlackBerry KeyONE

Por más de 2 semanas tuve el honor de utilizar como equipo principal una BlackBerry KeyONE. En el pasado (5 o 7 años) los dispositivos con teclado físico imperaban en mi vida, siendo casi un requisito para mi, que mis smartphones incluyeran teclado físico (BlackBerry Torch, Palm Pre etc). Dichos tiempos han quedado atrás, el mundo ha evolucionado en rumbo a las interfaces táctiles en su totalidad.

En la actualidad mi velocidad para escribir es mayor en un teclado táctil y virtual que en uno físico, es por ello que el regresar aunque sea un par de semanas a un teclado palpable me mantuvo por decirlo así, algo nervioso. Nervioso por descubrir si aquellos tiempos de gloria podían ser revividos con el uso de la KeyONE o por el contrario confirmar que la pantalla táctil ha llegado para quedarse en su totalidad.

Hablemos de la BlackBerry KeyONE, último smartphone en la actualidad en incluir de serie un teclado físico a la par de pantalla táctil:

Diseño

Examinando a conciencia el aspecto de la BlackBerry KeyONE sale a relucir un excelente ensamblado así como calidad de armado y no es para menos, Blackberry siempre ha sido un fabricante el cual se preocupa por el acabado final de todos y cada uno de sus producto y pese a que la compañía ha pasado por un sinfín de cambios últimamente, nos da gusto saber que ese gran valor agregado no ha desaparecido en lo absoluto.

En la parte superior izquierda encontramos la cámara para selfies, seguido en el, la parte central por el parlante para las llamadas camuflado de forma elegante por una rejilla con pequeños orificios acomodados de forma secuencial, después un pequeño LED que nos avisara con códigos de colores si tenemos alguna notificación pendiente por revisar para finalizar con un punto negro bastante llamativo donde encontramos los sensores de proximidad y de luz ambiente.

Mirando el frontal de la KeyONE nos encontramos con una pantalla con un factor de forma 3:2, aspecto muy extraño de encontrar hoy en día en algún dispositivo, sin embargo, BlackBerry se ha atrevido en esta ocasión. Los bordes de la pantalla de la KeyONE están ligeramente curvados, esto dota de un tacto bastante especial al momento de interactuar con su pantalla ya que va más allá de lo estético. Uno podría pensar que este detalle es bastante superfluo pero nada está más lejos de la realidad. El pasar entre pantallas o al momento de cambiar de imágenes en la galería, los bordes curvos ayudan a tener un desplazamiento natural y se siente realmente bien. En la parte baja de la pantalla podemos encontrar los tres botones de función de Android. Retroceder, Inicio y Multitarea, estos cuentan con tecnología háptica y se iluminan con un color blanco si el sensor de iluminación detecta que hace falta luz para poder notarlos en el ambiente.

Así mismo lo segundo que llega a llamar la atención, es su teclado físico el cual roba las miradas en pleno 2018, cada una de las 4 filas del teclado de la KeyONE está separada por finos trastes metálicos que recuerdan mucho a los diapasones de las guitarras, estos se encuentran cromados de color plata y al tacto son 100% perceptibles lo que ayuda mucho a saber en que hilera nuestros dedos se encuentran sin tener que mirarlos. El tamaño de las teclas es apenas el justo para los dedos humanos y se me antojan algo chicas para personas con dedos grandes, afortunadamente cada una de ellas cuenta con un pequeño abombamiento en el centro de las mismas que permite la correcta pulsación. Algo más grandes son las teclas inferiores de función las cuales nos permiten por ejemplo, invocar las letras mayúsculas, el dictado por voz, o llamar a los caractéres especiales con solo una pulsación, en el centro de esta última hilera de teclas encontramos la tecla de tabulación la cual aloja el lector de huellas ¡Si! acabo de decir “Lector de Huellas”, me parece genial ya que con solo posar algún dedo en la barra espaciadora podremos desbloquear la BlackBerry KeyOne. A mi gusto es una de las posiciones más innovadoras en las cuales colocar un sensor de esta índole.

El costado derecho de la KeyONE aloja los botones de volumen así como un botón extra que sirve para poder llamar diferentes funciones con solo presionarlo y es completamente programable, puede funcionar como obturador para la cámara, para llamar el BlackBerry Hub (del cual hablaremos más adelante), o para invocar el asistente de Google entre otras funciones. También encontramos la bandeja donde podremos insertar la tarjeta SIM y una tarjeta microSD si queremos aumentar la capacidad del dispositivo. Todo lo anterior se encuentra en completa armonía en metal de color plateado.

En la esquina izquierda podemos encontrar un único botón el cual nos dejará bloquear y desbloquear el teléfono así como apagar y prender el mismo. De nueva cuenta se encuentra bien mimetizado con el borde de la BlackBerry KeyONE.

En la parte baja del dispositivo apreciamos dos muescas con tres finas aperturas cada una, me hubiera encantado que las dos fueran altavoces disponibles para la reproducción de música sin embargo, esto no es así y solo uno de estos sirve para tal fin ya que el otro aloja micrófono principal. En medio del altavoz y micrófono encontramos un conector USB tipo C el cual sirve para la carga del smartphone así como también para conectar diferentes dispositivos ya que el KeyOne cuenta con la función USB OTG.

En la esquina superior derecha la BlackBerry KeyONE alberga solamente un puerto de audio jack 3.5mm por donde podremos conectar nuestros audífonos favoritos o bien los que vienen en el paquete. Toda la superficie sobrante utilizada para albergar una de las antenas y así ofrecer una recepción tan buen que pocas veces vemos en un dispositivo de este corte.

La parte trasera en la BackBerry KeyOne está gobernada por una tapa de poliuretano con un tacto aterciopelado en color negro misma que presenta pequeños puntos o círculos “hundidos” esto no solamente es estético ya que en la mano genera fricción necesaria y suficiente para que muy difícil el dispositivo resbale hacia el piso. En la parte alta de la cara B de la KeyOne encontramos la cámara dentro de un anillo de metal bastante grande y ancho, al lado se encuentra un flash LED de doble tono que ayudará a la hora de iluminar de correcta forma la piel humana y así evitar esos tonos amarillentos en fotografías con poca iluminación.

Pantalla

La Blackberry KeyONE posee una pantalla LCD con una resolución FullHD pero sin llegar a serlo (1080 x 1620 pixeles) y un factor de forma 3:2 lo que nos deja con 433 ppi o densidad por pulgada. Estamos frente a una pantalla con excelentes ángulos de visión, colores vivos, e imágenes nítidas; no alcanza el brillo máximo que las pantallas de otros equipos de gama alta pero es una pantalla digna para su segmento.

Una de las cuestiones que se notan demasiado al momento de usar la BlackBerry KeyONE es su pantalla con un formato (3:4) el cual ya no estamos acostumbrados a ver. Definitivamente el KeyONE es un dispositivo pensado 100% para el ejecutivo u oficinista que tiene que responder un sin fin de correos en su día a día, tan así que el teclado se vuelve el punto de interacción principal en el dispositivo y el humano, relegando así la pantalla táctil a un segundo plano. Olvídate de tener una experiencia en juegos correcta, puesto que el teclado físico resulta demasiado estorboso al momento de jugar sobre todo en apaisado ni que decir en los juegos en vertical, donde de nueva cuenta el teclado mantiene la mano en una posición demasiado incómoda para poder estar un rato prolongado interactuando con la misma.

Procesador, memoria RAM y almacenamiento

El corazón de la Blackberry KeyONE es un Snapdragon 625, no pocos son los equipos que lo montan y a pesar de no ser el procesador que más potencia bruta nos entrega hoy en día, su comportamiento en el uso real es generalmente bueno. Pero tal como sucede con otros equipos que lo utilizan (Xiaomi Mi A1 entre otros) ocasionalmente sufre de pequeños cuelgues de forma repentina, sin embargo la mayoría de los usuarios no tendrán queja ya que estos detalles no se notan generalmente, y recordemos que Android en su versión actual está lo suficientemente optimizado para no generar entorpecimiento en un procesador de este corte.

La multitarea en la KeyONE es adecuada y podremos abrir y pasar entre distintas aplicaciones que estemos corriendo sin problemas, sin embargo, hay momentos en los que algunas apps o el launcher tengan que refrescarse cuando llegamos al tope del uso de memoria, pero este detalle está de hecho presente en muchos equipos con procesadores de la familia 600 de Qualcomm. La GPU Adreno 506 tampoco es un gráfico muy impresionante, pero prácticamente no dará problemas, las animaciones y efectos visuales fluirán de manera correcta y se puede jugar cualquier juego 3D de manera satisfactoria aunque tengo que decir que el factor de forma de la pantalla de la KeyONE no es precisamente amigable para los juegos.

Un aspecto muy destacable en la BlackBerry KeyONE es que de forma predeterminada (y obligatoria) está encriptada para la protección de datos, esto suele hacer mella incluso en equipos iOS, pero la ONE se desenvuelve sin problemas aun con esta característica siempre presente, el desempeño en la lectura y escritura de datos no es la mejor pero está dentro de lo que se espera de un equipo de gama alta.

Con 24GB disponibles de los 32GB que incluye la BlackBerry KeyONE, sumados a la ranura para tarjetas microSD, tenemos una capacidad más que suficiente para almacenar nuestros archivos multimedia y básicamente cualquier tipo y tamaño de archivos.

Software

La BlackBerry KeyONE corre Android, sorprendentemente Android puro en su mayoría, Blackberry no ha hecho mayores cambios visuales a Lollipop, si hay varios añadidos de funcionalidad  pero adoptan totalmente Material Design, además muchos de esos añadidos resultan interesantes y útiles, otros no tanto.

Configuraciones

BlackBerry añade numerosas opciones dentro de muchos apartados de las configuraciones de Android, varias de ellas las podemos encontrar también en otras capas de otros fabricantes, pero vamos a mencionarlas para dar una idea de los extras que proponen Android puro.

Comenzamos con el apartado de Pantalla, el cual incluye opciones como Doble Tap para despertar la pantalla (como en equipos de HTC, LG, etc.), y también incluye una opción para elegir, si al despertar el equipo queremos que vaya a la pantalla de desbloqueo o directo a nuestra pantalla de inicio.

Una muy agradable opción es el poder elegir cómo se despliega la multitarea, en la cual podremos elegir el carrusel como en Android puro, además un modo “ventanas” que me recuerda al estilo de HTC, donde veremos acomodadas las apps en dos columnas y 3 o 4 filas; y el último modo en el que las aplicaciones también aparecen como recuadros de diferentes tamaños, algo que recuerda un poco a la interfaz de Windows Phone.

Añaden una opción para despertar el equipo en caso de “levantarlo”, pero es de hecho muy inconsistente en su uso; también incluyen una de las pocas aplicaciones para la curvatura de la pantalla: “batería en borde” la cual despliega en uno de los extremos de la pantalla una barra verde que indica el nivel de batería mientras se carga. Adicionalmente también podremos elegir el lanzar aplicaciones específicas al conectar audífonos o un cable de video.

Como curiosidad, BlackBerry ha personalizado el gesto de botón de inicio hacia arriba, el cual normalmente desplegaría Google Now, en la KeyONE es un acceso directo a varias acciones y aplicaciones. En el apartado de notificaciones y sonido podremos activar los sonidos de notificación mientras nos encontramos realizando una llamada. Además de poder personalizar el led de notificación, para que esté activado, desactivado o solo activo cuando la pantalla esté apagada.

En el apartado de seguridad, tenemos tipo de pantalla de desbloqueo llamada desbloqueo por imagen, la cual, como su nombre indica, nos permite seleccionar una imagen para que aparezca y a continuación una malla de números (en posición aleatoria), sobre el cual debemos elegir uno y arrastrarlo hasta cierto punto de la imagen, suena complicado, y lo es. Además de una opción muy controvertida, ya que está activada de forma predeterminada, llamada Auto-wipe. Si fallamos al desbloquear el equipo diez veces, el equipo se restaurará de fábrica y borrará todos sus datos, ya vaticinó muchas historias de terror de usuarios que perdieron todos sus datos por este motivo.

Pantalla de inicio y barra de notificaciones

La pantalla de inicio y todo el launcher en general son los que encontramos en AOSP, solo con muy ligeras modificaciones visuales y el añadido de poder instalar paquetes de íconos de terceros, lo cual siempre se agradece. Añadido a esto la barra de notificaciones tiene ligeros cambios, uno destacado es el poder visualizar el porcentaje restante dentro del ícono de batería. En algunas ocasiones veremos desplegada cierta información en el borde de la pantalla de la KeyONE, como información del calendario, tareas, mensajes del Blackberry Hub y algunos contactos. Lo anterior realmente no es ni molesto, ni tampoco muy útil (a menos que si utilicen mucho Hub), pero vamos, al menos más útil que en la línea en las pantallas curvas de los equipos Samsung si es, además de que podemos desactivarlo sin problemas.

Aplicaciones de BlackBerry KeyONE

Como es normal en equipos de los distintos fabricantes, se incluyen aplicaciones básicas que sustituyen a las de Android puro, para los contados provenientes de algún equipo de BlackBerry esto sin duda hará su migración mucho más sencilla, ya que son aplicaciones que poseen muchos de los rasgos de las que encontramos en los viejos dispositivos con BlackBerryOS. Para todos los demás, no hay mucho que añadir, excepto quizás por la ya antes mencionada BlackBerry Hub.

Blackberry Hub sirve como un repositorio donde se albergan todos nuestros mensajes, desde SMS, correo electrónico, notificaciones de nuestras redes sociales (Blackberry Messenger incluida), y registro de llamadas. Sin embargo, hace falta una mejor integración con redes sociales y otras aplicaciones de correo, si, como Gmail. A pesar de lo anterior, Hub sirve bien como un resumen de todo lo que nos ha llegado al teléfono, además de que podremos interactuar de manera minuciosa con nuestras notificaciones, eligiendo que tipo de notificaciones (notificaciones heads-up, tonos personalizados, número y tipo de vibración, color de led de notificación y niveles de prioridad de alertas, y todas las combinaciones entre estas) queremos desplegar según reglas específicas, como el que cierto contacto nos envíe un correo, y que contenga un adjunto, y que contenga cierto tipo de asunto. El nivel de personalización de todo lo anterior es casi abrumador, pero puede ser en extremo útil para ciertos usuarios. Aunado a lo anterior Hub ofrece ciertos tipos de perfiles, las cuales solo mostrarán ciertos tipos de cuentas y aplicaciones, como un Hub personal y uno de trabajo que separe distintas cuentas y aplicaciones a desplegar.

Blackberry Messenger se incluye de fábrica, es la misma versión que ha estado disponible en Android desde hace un tiempo. La aplicación de mensajería SMS es independiente de Blackberry Messenger, y está basada en Messenger de Google.

La aplicación de Calendario incluye varias mejoras interesantes como el poder añadir horarios de trabajo, elegir modos de reunión, y ajustes a zonas horarias. Una aplicación muy promovida es DTEK, que básicamente se enfoca a seguridad. En realidad es una clase de “semáforo” para indicar que tan cerrado y seguro está nuestro equipo, por ejemplo, si las opciones de desarrollador están activadas, la aplicación mostrará esto y se pondrá en amarillo, si el Instalar aplicaciones de fuentes desconocidas está activado, lo mismo. De manera adicional la KeyONE también incluye aplicaciones de notas, tareas y almacenamiento de contraseñas, pero estas no ofrecen nada que otras aplicaciones ya ofrecen.

Cámara

Los análisis sobre las cámaras en un smartphone (y en general) suelen ser también muy subjetivos, pero les puedo adelantar y quizás ahorrar tiempo definiendo la cámara principal de la BlackBerry KeyONE como buena. La compañía Schneider-Kreuznach (fabricante de lentes ópticos de renombre) fue la encargada de implementar la cámara de la KeyONE, logrando fotografías que son comparables a las que capturan los mejores equipos de gama alta, incluso en condiciones de luz que no son las óptimas.

En el pasado Blackberry no ha destacado en cuanto a cámaras en sus equipos, pero con la KeyONE  se han tomado en serio el desafío, traduciéndose en una cámara que toma excelentes fotos sin mucho esfuerzo, la aplicación de la cámara y el modo automático dan resultados muy satisfactorios. No todo son rosas ya que pequeños pero muy molestos inconvenientes hacen que la experiencia no sea tan buena, los sonidos del disparador y el auto-enfoque simplemente no se pueden desactivar a menos que silenciamos el smartphone.

Las capturas tomadas incluso en ambientes nocturnos son remarcables, pero lo anterior es gracias en gran parte al efectivo post-procesado al que son expuestas las imágenes, lo cual es bueno, sin embargo a veces resulta excesivo al punto en que algunas imágenes lucen artificiales. En general, realmente es un reto tomar una fotografía mala con la KeyOne.

Para los aficionados y usuarios experimentados de fotografía, la aplicación de cámara de la KeyOne puede decepcionar, su desempeño es cumplidor, pero las opciones y configuraciones están muy limitadas. Se puede configurar la exposición de la imagen mediante un control deslizable, activar/desactivar el flash, elegir modo HDR, agregar cuenta regresiva y ajustar la relación de aspecto de 4:3 a 1:1, y eso es todo. La resolución está bloqueada a 12 megapixeles (a menos que uses una relación de aspecto 1:1) y la única variable para ajustar la calidad de captura  se resume a elegir la compresión JPEG entre fina y estándar. Casi lo olvido, también se pueden aplicar filtros, para los Instagrameros.

La captura de vídeo soporta hasta resolución 4K a 30 cuadros por segundo, mientras que en resoluciones 1080p y 720p se pueden alcanzar los 60fps (ajustable a 30fps también). No hay modo en cámara lenta o modos para capturar a mayores tasas.

Sonido y Multimedia

La Blackberry KeyONE implementa un solo altavoz para multimedia, ubicado en la esquina inferior del dispositivo y muy bien camuflado en conjunto con el micrófono, el audio que produce es de una calidad y potencia promedio, la ubicación del mismo hace que la experiencia al reproducir distintos sonidos sea directa sin ser muteado al momento de dejarlo sobre alguna superficie, sin embargo el volumen no destaca, pero no llega al grado en que se le pueda considerar como un punto flaco a este equipo, ya que cumple.

En lo relativo al audio que emite por la salida para audífonos, como es ya normal en los equipos con procesadores Snapdragon la calidad es bastante respetable y la potencia muy decente, obviamente no esperemos que logre saturar audífonos con una impedancia considerable, como la que encontramos en audífonos de tamaño completo (Over-ear). Sin embargo a la hora de utilizar intra-aurales el volumen es adecuado y la calidad dejará satisfechos a la mayoría de los usuarios.

Batería y carga

En papel, una batería de 3505 mAh puede ser una buena señal para lograr una autonomía satisfactoria, pero en la práctica, si bien no es mala, su duración queda apenas sobre la media de los equipos de gama alta, con un uso medio-intensivo, se pueden obtener hasta 4 horas de pantalla encendida, y alternando entre su uso sobre WiFi y redes móviles (4G LTE). La recepción de las antenas de la KeyONE no será motivo de queja ni tampoco un elemento que influya especialmente en el consumo de batería. En cambio, la duración de batería en modo de espera tiende a ser bastante buena, usando un porcentaje mínimo de la misma si pasa por lapsos de tiempo en los que no se utiliza el teléfono.

Quizás la KeyONE obtendría mejores tiempos de batería si no fuera por dos motivos, el primero es que su corazón es un Snapdragon 625, que no es ni de cerca un generador de calor como su hermano mayor el SnapDragon 835, sin embargo como toda la línea de procesadores de Qualcomm de este año, si llega a generar temperaturas que son fácilmente perceptibles por nuestra mano al estarlo utilizando bajo ciertas circunstancias. El otro motivo es la pantalla, el peso de una pantalla LCD es demasiado y me hubiera gustado optarán por una tecnología algo más actual como por ejemplo AMOLED, lo cual implica un consumo menor gracias a su funcionamiento. Cuando su modo automático alza el brillo al máximo, aunado a su resolución QHD, el consumo de batería tiende a dispararse.

En lo referente a los tiempos de carga la experiencia es un tanto agridulce. La KeyONE implementa Quick Charge 3.0 que promete 50% de carga en apenas 36 minutos los cuales cumple completamente. Según mediciones que pude hacer por medio de una aplicación, la potencia enviada por algún cargador con esta especificación ronda entre los 11-12W, ligeramente menor a los 14-15W que vemos en otros equipos. Los rangos de la velocidad de carga incluso suelen ser bastante variables, suministrando los mencionados 12W, pero muchas veces iterando entre los 10, 8 y 7W. Lo anterior probablemente se deba a la temperatura de la batería, lo cual es normal para los equipos que implementan carga rápida, pero la KeyONE suele tener un desempeño un poco menor en este aspecto comparado con otros teléfonos.

De cualquier manera la KeyOne no decepciona y alcanza sin problema a salir airoso en una jornada completa de trabajo entre oficina y casa, no olvidemos que este tipo de dispositivo está pensado más para el ejecutivo que para el usuario común.

Precio y disponibilidad

La BlackBerry KeyONE está disponible en México solo con Telcel por 12,999 pesos en Amigo Kit o bien puedes encontrarla en planes de renta en el mismo operador. También lo puedes encontrar a un súper precio en Amazon México en el siguiente link: https://amzn.to/2pMdEdW

Conclusión

Los teclados físicos en smartphones siguen teniendo demanda aunque esta representa ya una minoría. El único fabricante en la actualidad que aún apuesta por esto es BlackBerry quien sigue mostrando una gran identidad y factor de diferenciación sobre otros fabricantes que hasta cierto punto se han vuelto algo aburridos a la hora de proponer nuevos conceptos.

La BlackBerry KeyONE llega en un momento en el cual el mundo ha apostado ya por completo a las interfaces táctiles y que poco o nada recuerdan de los dispositivos antiguos donde un equipo era más atractivo al mostrar soporte físico de entrada de escritura.

A favor de la BlackBerry KeyOne podemos destacar su construcción y materiales de calidad: robusto y resistente por donde se le mire. El cursor sobre el teclado es muy cómodo en apps de tipo “timeline” y es un gran respiro no tener que interactuar con la pantalla gracias a este apartado y por último la autonomía: muy buena gestión del consumo, llegando a los dos días de uso en algunos casos.

Por contra podemos comentar que resulta poco ergonómico y escribir con el teclado físico cansa pronto al tener que acurrucar los dedos y sostener el terminal, esto claro es un punto subjetivo ya que conlleva una curva de aprendizaje y adiestramiento. Un sonido y reproducción multimedia mejorable y un peso bastante grande tratándose de un dispositivo con medidas “contenidas”.

Sin lugar a dudas la BlackBerry KeyONE es un dispositivo que tiene su nicho de mercado donde los más beneficiados son ejecutivos y personas que hacen uso intensivo de mail y notas. También es correcto para todo aquel que maneja información sensible misma que requiere un nivel de seguridad más alta de lo que Android normal ofrece.

Análisis después de 2 semanas de uso BlackBerry KeyONE
Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

La tecnología es lo que nos mueve. Te damos las últimas noticias, reviews, gadgets, gaming, recomendaciones, consejos y más.

Únete a nuestra comunidad. ¡Participa y comparte!

© 2017 Derechos reservados T3 México @ Lyrsa Comunicaciones

Arriba