0 comments

Kindle Paperwhite

por en abril 18, 2016
 

Si quieres empezar o innovar en el hábito de la lectura, Kindle será tu mejor amigo.

Texto: Cristina Fragoso

¿Qué pasa cuando le das un Kindle a alguien que lee poco? La respuesta es fácil, ¡se enamora y empieza a crear el hábito de lectura! Aparte de que, claro, su espalda y el espacio en la bolsa se lo agradecen.

Mi hermano tiene un Kindle, creo, es de los primeros que salieron. Él lee mucho, yo no soy fan de los libros, me gusta leer pero me intereso más por artículos en web y cosas que luego uno curioseando se encuentra en el ciberespacio.

En esta ocasión, me puso el reto nuestra coeditora, Abryl. Esta vez me pareció una aventura súper interesante.

Tenía que reseñar un gadget que me era complicado de usar, entender y lo más importante prestarle atención.

Suelo ser dispersa, como lo habrán notado, por eso leer se me complica. También odio andar cargando un libro por la vida, ¿por qué? un día carguen mi bolsa y/o mochila y, sin duda, lo entenderán.

El primer paso fue encontrar un libro que de verdad me interesara. Semanas antes de enterarme de este reto, dos personas me recomendaron un libro llamado “Las travesuras de la niña mala”. En cuanto terminaron de hacer el unboxing del Kindle, Abryl lo puso en mi escritorio; yo aterrorizada lo prendí, cree mi cuenta, la cual puedes asociar con Amazon. Fiel al e-commerce me di la tarea de comprar mi primer libro para Kindle. Sí, por fortuna hay miles de libros en la tienda. Lo bueno es que puedes comprarlo desde cualquier lugar. De algún extraño modo tiene 3G y puedes descargar libros donde estés, pero debes ser cuidadoso con tu cartera; créeme, te lo dice una adicta al e-commerce. Se preguntarán qué tiene de diferente comprarlos a descargarlos. Al descargarlos, a menos de que sea en formato mov no podrás experimentar lo padre de cambiar tipografías, interlineado, subrayar y demás cosas innovadoras que nos brinda este e-reader.

En fin, compré el libro, lo empecé a leer. Voy bien, creo yo, ya que en la pantalla puedes ver el porcentaje que llevas de éste. Poder cambiar la tipografía fue lo que me cautivó, ya que, personalmente la que traen por lo regular se me hace aburrida y cansada. Lo del interlineado y márgenes también está padrísimo. Se me complicó un poco ajustar el brillo. No entiendo por qué en la pantalla dice que si estás en zonas oscuras utilices poca luz y en salas bien iluminadas, mucha. Yo, en realidad, siempre leí con brillo en la intensidad media. Si bajas el brillo cuando no hay luz resulta complicado leer. De igual forma, cuando hay mucha luz no cuesta trabajo leer, aunque el brillo esté en la intensidad más baja.

Se el primero en comentar
 
Responder »

 

Deja un Comentario 

2 × 3 =