0 comments

Reseña Gears of War 4: Todo lo que necesitas saber acerca de el.

por en Octubre 6, 2016
 

Gears of  War 4 va por un camino un tanto seguro para arrancar una nueva trilogía, y aunque sin duda sirve a los propósitos de la historia, a momentos el juego se siente demasiado familiar con todo y sus nuevos personajes.

Y no es que esta entrega debería sentirse radicalmente diferente, pero el estudio The Coalition optó por no realizar grandes riesgos en Gears of War 4 a pesar de ser el inicio de una nueva saga. La historia nos lleva 25 años después del desenlace de Gears 3, la Coalición de Gobiernos Ordenados o COG se reformó y a comenzado a construir nuevas ciudades amuralladas para resguardar a los sobrevivientes de las devastadoras tormentas que azotan al planeta, y de paso tener a la población bajo control.

Ahora en vez de “stranded” tenemos a los “outsiders”, gente que vive fuera de las ciudades y sobreviven saqueando a las ciudades.  Y es precisamente a este grupo al que se ha unido James Dominic Fenix (el hijo de Marcus Fenix) y su amigo de la infancia Del, quienes entablan amistad con Kait — hija de Reyna la líder de una villa de los outsiders. Los problemas reales comienzan cuando la villa es atacada por una nueva raza de humanoides y capturan a Reyna, lo que lleva a JD a buscar la ayuda de Marcus Fenix para recuperar a la mamá de Kait.

Los escenarios de Gears of War 4 son una mezcla visual entre los de Gears 1 y Gears 3, por lo que encontraremos locaciones empapadas en tonos grisáceos reminiscentes a la primera entrega, y lugares mucho más coloridos como los vistos en Gears 3 y en Judgment, con paisajes muy a la europea.

La historia logra revivir el conflicto de una manera que no se siente tan forzada, y la forma en que Marcus es incorporado en la historia es bastante natural. Lo que The Coalition no logra – aunque lo intenta – es recrear la dinámica de la escuadra de la trilogía original. Es fácil olvidar que Del existe, ya que en realidad su función es tratar de ser gracioso sin tener éxito, por otro lado Kait, su tío Oscar, y JD resultan más interesantes. Los primeros dos poco a poco nos dejan ver el disgusto de los Outsiders por la nueva versión de la COG, mientras que JD resulta ser un buen líder aún en esos momentos que no tiene ni idea de cómo proseguir.

Pero en general no se siente esa camaradería de los primeros títulos, o al menos yo no la sentí. Digo, Del y JD respaldan a Kait en rescatar a Reyna, pero en general nos dejan ver que no la conocen del todo. En contraste con el equipo Delta de Marcus, en donde ambas partes Marcus/Dom y Baird/Cole han reforzado sus lazos a lo largo de años en guerra.

El combate a lo largo de la campaña es Gears of War en su máxima expresión, afortunadamente en vez de tratar de “mejorar” algo que a funcionado muy bien todo este tiempo, la mecánica ha sido enriquecida al poder usar al mismo entorno de manera ofensiva. También ahora es posible jalar al contrario que se encuentra al otro lado de la cobertura donde estamos, y brincar obstáculos sin tener que entrar en cobertura.

Hay nuevas armas, aunque en realidad la mayoría simplemente son una versión de armamento que ya existía de una u otra forma en Gears. En esta ocasión en vez del arma Digger, tenemos al Dropshot una versión tecnológica que usa a un pequeño drone aéreo para guiar una granada subterránea. Mientras que otras armas son en si herramientas de construcción adaptadas a combate, como el Buzzkill, el cual lanza sierras que pueden rebotar varias veces y eliminar a varios enemigos, o pueden regresar hacía uno convirtiéndonos en pedacitos.

Enfrentar al nuevo enemigo Swarm, es muy similar a los Locust, como pudieron darse cuenta aquellos que participaron en la Beta multijugador del juego. La interacción con los Swarm se mantiene más o menos fresca con un par de enemigos que realmente tienen habilidades únicas y no son una simple reinterpretación de los Locust. Mismo caso con los enemigos mecanizados, son solo un par los que se sienten realmente únicos.

gears4res2

En cuanto al modo multijugador competitivo, tenemos a Versus el clásico equipo contra equipo que en esta ocasión ha perdido la verticalidad que fue añadida en entregas anteriores, regresando a la fórmula del primer Gears. En su lugar los cambios se dan en distintas modalidades dentro de este apartado,  como “Arms Race” donde las armas de cada equipo cambian cada tres muertes y para ganar, un equipo debe ser el primero en eliminar a tres contrarios con cada una de las 12 armas. En “Dodgeball” cada que eliminamos a un contrario, será revivido un miembro de nuestro equipo que haya sido eliminado.

El otro modo relativamente nuevo para la serie es Guardian, donde tenemos que eliminar al líder del otro equipo para deshabilitar que reaparezcan los miembros y así poder eliminarlos permanentemente. El resto de los modos son variantes de “Team Deathmatch”, “Rey de la Colina”, y “Captura de Territorios”.

Horda es el apartado con más cambios, gracias a la introducción de clases divididas en Soldado, Scout, Tanque, Sniper, e Ingeniero. Cada clase aparece con armas y gratificaciones ligadas a su clase, el ingeniero podrá construir y reparar fortificaciones usando menos recursos, el tanque realizará más daño al usar una torreta.

Ahora las fortificaciones se realizarán desde un “constructor” el cual también puede construir armas y revivir aliados al llevar sus “tags” al aparato. A lo largo de la campaña cada miembro irá a cumulando poder, que deberá depositar en el fabricador para usarlo como recurso de construcción. Otro cambio, es que ahora las fortificaciones pueden ser cambiadas de lugar en cualquier momento, lo que permite adaptarse mejor en cualquier momento de la oleada.

gears4res4

Gears of War 4 también introduce paquetes y cartas de bonificación, en el caso del apartado “Versus” estás solo ofrecen más experiencia, personalización de personaje y armamento, y créditos. Mientras que en “Horda” se pueden obtener además de créditos y experiencia, cartas de habilidades.

En cuanto a la estabilidad de los servidores, eso es algo que sabremos hasta mañana 6 de octubre que estos se comiencen a poblar con los jugadores que pre ordenaron, y de una forma definitiva la semana entrante que el juego llegue a todas las tiendas. Dado que el juego usará servidores dedicados, creo que es seguro decir que el “Gears of Lag” será cosa del pasado.

Gears of War 4 es por mucho una mejor entrega que Judgment, y si bien logra retomar los elementos de suspenso de las primeras dos entregas, lo hace a costa de emular dichos títulos, más que por crear una identidad propia (salvo en pocas y acertadas adiciones). A diferencia de los tres juegos principales, Gears 4 no ofrece esa sensación de resolución en su desenlace, vaya, la historia no tiene un final contenido– en Gears 1 fue lanzar la bomba en los túneles, Gears 2 hundir Jacinto, y Gears 3 eliminar definitivamente al enemigo. Esta entrega nos niega esa clase resolución, para en cambio avisarnos que esto apenas está por comenzar, dando la impresión que la historia es más un prólogo que el primer episodio de una nueva saga.

En verdad disfrute el juego, en “hardcore” les tomará alrededor de 10 horas terminar la campaña, la dificultad está entre la segunda y tercera entrega, y los visuales son muy buenos. Pero de The Coalition definitivamente tiene que encontrar su propio camino, si quiere que la nueva trilogía tenga el éxito que tuvo la saga de Marcus Fenix – por que este título en algunas ocasiones me hizo sentir estar frente a una especie de “reboot”.

Veredicto | 8.7

Se el primero en comentar
 
Responder »

 

Deja un Comentario 

Ocho − cinco =