0 comments

USB-C: ¿Innovación o fracaso en dispositivos móviles?

por en Febrero 23, 2016
 

USB-C prometía mucho. Después de todo, la posibilidad de conectar el cargador de dispositivo inteligente en cualquier dirección sin dañarlo es una gran ventaja. ¿O no? Si bien Apple en su línea de Macbooks lo propuso como el puerto único para todo (osea olvídate de los discos duros externos tradiconales) y tuvo un nivel razonable de aceptación (o más bien no nos quedó de otra) el tema es muy diferente para el mundo de los dispositivos móviles.

usbc3

Por ejemplo Samsung con su nueva línea Galaxy S7 presentada en el MWC decidió mantenerse al margen de esta tecnología (y de muchas otras, ya que su nuevo smartphone insignia nos parece una versión “Plus Plus” del modelo del año anterior) conservando el USB tradicional. El año pasado por ejemplo, Google con el Huawei Nexus 6P y Microsoft con sus Lumia 950 y 950 XL decidieron correr el riesgo y adoptaron el USB-C en estos dispositivos. Si bien fue un cambio bienvenido, ambos dispositivos son considerados de nicho (fans de Android Pure y de Windows 10 para ser precisos).

usbc2

La tecnología USB-C es nueva y sin duda emocionante, pero para el consumidor promedio, si Apple y Samsung no lo han adoptado en sus dispositivos insignia, puede perder valor ya que tenemos “ausencias” notables entre los dispositivos más deseados y populares.

La resistencia de Apple y Samsung debería asustar a muchos, pero tiene sentido. Un ingeniero de Google experimentó con varios cables con soporte de este conector y se dio cuenta que algunas versiones económicas dañaban su Chromebook Pixel, algo que un consumidor tradicional no toleraría.

De acuerdo al ingeniero, estos cables económicos consumen más energía de la que necesitan, lo que puede quemar al dispositivo huésped. Al igual que pasa con los estándares comunes de USB, vendedores como Amazon deben comenzar a certificar los cables genéricos creados por terceros. Y esto requiere de tiempos de prueba, y las pruebas generan costos, mientras que los costos conllevan retrasos, y los retrasos son potenciadores de la desconfianza. Lo sospechoso es que, Apple lo ha integrado a una línea cara de productos como las Macbooks, pero a su dispositivo con mejores ventas, que es el iPhone, al parecer no llegará, dejando a Lighting como el estándar aceptado. Esperamos que con el futuro anuncio del iPhone 7, Apple tome una decisión de una vez por todas y anuncie de forma oficial su integración, o rechazo del USB-C en sus dispositivos de consumo masivo.

Otro caso de tecnología que el usuario casual no conoce, hasta que falla.

Se el primero en comentar
 
Responder »

 

Deja un Comentario 

uno + 11 =