Android

Tu Smartphone en el 2020

¿Sientes que el mundo de los smartphones se ha vuelto aburrido? Unos cuantos milímetros de diferencia es todo lo que vemos año con año. Pantallas con mejor resolución si nos va bien. O todos se enfocan en un poco más de desempeño, el cual posiblemente no notarás. Todo eso está a punto de cambiar. Existen avances en cuanto a telefonía móvil a la vuelta de la esquina que harán parecer a los teléfonos actuales como vestigios del pasado. Desde baterías que se cargan en segundos y duran semanas hasta internet móvil que te permitirá descargar una película 4K en minutos , pasando por pantallas que no son sólo curvas, sino que tienen la capacidad de plegarse por secciones. El mundo de los smartphones está a punto de vivir una nueva evolución.

 

Nanobaterías

El obstáculo más recurrente que ha enfrentado la evolución de los dispositivos móviles. Sí, nuestros teléfonos son cada vez más poderosos y capaces de manejar múltiples tareas, tienen pantallas con mejor resolución y mejores prestaciones. Es por esto que difícilmente logran llegar al final del día con algo de carga en sus baterías.

La buena noticia es que las nanobaterías llegarán muy pronto. Compuestas de pequeñas estructuras en forma de torre, las cuales son una centésima el tamaño de las celdas actuales, llegan a ser tan ligeras que hasta se pueden producir mediante impresión 3D. Los beneficios son varios, ya que la energía que pueden almacenar, considerando su tamaño, es increíble, no ocupan mucho espacio y pueden ser recargadas en su totalidad en cuestión de minutos. Muy pronto no importará si olvidamos poner a cargar el smartphone durante toda la noche, sino más bien en trayectos cortos o breves pausas en nuestras actividades. ¿Quieren algo más impresionante? ¿Qué tal una batería que funcione con agua? Las celdas de hidrógeno, propuestas por Samsung en el 2008, se basan en una reacción entre agua y un elemento metálico del dispositivo, que produce gas de hidrógeno, el cual brinda energía a la batería. Muy pronto marcas como Samsung y Evian podrían ser los campeones de la energía de tus dispositivos.

 

Los plegables

LG ya lanzó dos generaciones de sus teléfonos flexibles G Flex, mientras que se rumora que Samsung lanzará un teléfono plegable a finales de este año. La información de las patentes indica que el dispositivo, capaz de plegarse en tres puntos, podrá también convertirse en una tablet. El siguiente paso será desarrollar pantallas que puedan doblarse para llevarlas en la cartera u otras enrrolladas para manipular como si fueran hojas de papel. LG presentó un prototipo de esta naturaleza, y afirman que tendremos pantallas “enrrollables” para el 2017. Al igual que los teléfonos curvos, utilizarán tecnología OLED, logrando pantallas con contrastes casi perfectos.

 

Toque mágico

Escribir en una pantalla táctil no es igual a la experiencia de un teclado tradicional, pero las nuevas tecnologías ya están fusionando ambos conceptos. Existe tecnología que puede agregar teclas a las pantallas al gusto del usuario, así como Braille al cambiar la textura de la superficie y ayudarnos a sentir lo que vemos en la pantalla. Una compañía que trabaja en esto es Tactus, que ya ofrece una forma de agregar contornos invisibles a las pantallas de los smartphones. Esta innovación lleva el nombre de Tactus Phorm, la cual genera protuberancias sobre el teclado táctil de tu teléfono, lo que te permite tener una experiencia como si fuera un teclado real. Esta tecnología funciona al empujar líquido a través de una película delgada creando burbujas invisibles en una capa sobre la pantalla. Actualmente es un tanto limitada al ser operada de forma manual, y aún se siente un tanto metálica y solo puede surgir en un punto predeterminado de la pantalla.

Lo importante es que esta tecnología ha despertado el interés de mentes brillantes, que se encuentran perfeccionándola en este mismo momento, ya que es urgente crear una diferencia que lleve a los dispositivos móviles al siguiente nivel, sea cual sea. Fujitsu ha innovado con su desarrollo de tecnologías de retroalimentación háptica (Haptic Feedback): utilizando ondas ultrasónicas para crear microvibraciones en la pantalla, se puede lograr que partes de la misma se sientan ásperas, estén abultadas o sean extremadamente tersas. Inclusive es posible simular texturas, dando una sensación al tácto totalmente diferente al vidrio tradicional, lo que podría hacer que Candy Crush Saga sea aún más adictivo. No estamos seguros para que más lo necesitaríamos, pero Senseg ha trabajado en tecnologías para simular que tu pantalla se sienta como una lija, utilizando vibraciones electrostáticas. Ya podemos imaginarnos los anuncios: “Samsung Galaxy S7: tu mejor amigo en remodelaciones, ya que te puede ayudar a lijar superficies”.

 

¿El fin del PS4?

Hace muchos años soñábamos con consolas caseras que pudieran superar los gráficos de las máquinas de arcadia. Después deseábamos que las PC superaran a dichas consolas. Ahora la carrera se trata sobre cómo los smartphones dejarán atrás a los sistemas de gaming actuales. Ya que son pioneros en el tema de gráficos dedicados a juegos de video, no es una sopresa que Nvidia esté apoyando al entorno móvil para convertirse en el principal rival de las consolas, ya que la marca nos ha confirmado que la tecnología está avanzando exponencialmente. De entrada ya están incluyendo potencia tipo PC en sus procesadores móviles Tegra, y el siguiente año veremos procesadores de gráficos 10 veces más rápidos que los actuales. Considerando que ya existen chips que pueden manejar 4K y 256 núcleos, el tener mucho poder en un espacio pequeño ya es una realidad.

 

Supervelocidad

Muchos de nosotros apenas estamos conociendo los beneficios del 4G (o del 3.5G como sucede en México), pero a nivel mundial, el 5G está a la vuelta de la esquina. Esta nueva generación promete revolucionar la forma en la que utilizamos nuestros smartphones, ofreciendo velocidades hasta 70 veces más rápidas que las actuales. ¿Quieres bajar una película en tres segundos? Hecho. Tendrás todos tus contenidos al instante, y te tomará más tiempo elegir cuál quieres bajar en su totalidad. Y no sólo se trata de las redes. Los smartphones podrán salvar y escribir datos diez veces más rápido que las mejores computadoras en la actualidad, ya que utilizarán memorias Flash con capacidad de hipervelocidades de escritura.

Jugar en línea o tener juegos con calidad de consola vía streaming en tu teléfono no será ningún problema, y por ejemplo el PS4 Remote Play, mientras tomas el camión al trabajo, será una realidad al fin. Mientras que los sitios web y servidores sean compatibles, el navegar en la red y ver videos de altísima calidad será tan rápido como ver contenidos almacenados en la memoria de tu teléfono.

 

¿El 3d regresará?

El 3D pasa un mal momento en la actualidad. Ya no es una función relevante en los televisores. Pero la TV ya no es el centro de tu universo tecnológico. Ahora ese es el rol de tu smartphone. La tecnología MSL utiliza un plano compuesto por miles de microlentes sobre la pantalla, mejorando los ángulos de visibilidad del 3D, pasando de 20 a 90 grados de visión sin problemas. Las pantallas 4K y los sensores que rastrean el movimiento de tus ojos y cabeza serán también de gran utilidad para lograr que tu smartphone parezca un portal a otro mundo.

 


Smartphones Sci-fi

La creatividad detrás de los teléfonos del futuro podría estar más basada en la ficción que en la realidad. En lugar de ser una herramienta, podrían convertirse en una parte de nuestro cuerpo. Por ejemplo, la palma de tu mano podría tener un implante con un teclado holográfico integrado, conectado de forma directa al sistema nervioso central, controlando todo por medio de apps integradas totalmente a tu estilo de vida y personalidad. Más o menos como en el remake de El Vengador del Futuro. Realmente creemos que esto puede mejorar mucho la duración de las baterías.


 

 

Un vistazo al futuro inmediato: Lo que realmente queremos en los smartphones del futuro. O sea, de aquí al 2016.

Samsung Galaxy S7: Existen rumores de que la nueva tecnología flexible del gigante surcoreano tendrá su debut con el sucesor del Galaxy S6, tomando la delantera sobre sus competidores. Mientras que es probable que utilice de nuevo un procesador Exynos; la potencia aumentará exponencialmente y por lo mismo se espera que Samsung incluya más RAM, para así lograr que este smartphone desplace por completo a las laptops. Sólo esperamos que la duración y tamaño de la batería no sean una limitante. Ya sea que Samsung ceda en cuanto a diseño para aumentar la capacidad del teléfono (con unos cuantos milímetros basta) o introduzca una nueva tecnología en sus baterías.

 

APPLE iPhone 7: Ojalá que el iPhone 7 se presente este año y Apple decida saltarse por completo la versión 6S y ofrezca más opciones en cuanto a tamaño de pantalla. Nos encantan que sean grandes, pero entendemos la practicidad y ergonomía de las versiones más pequeñas. Nos gustaría que Apple adoptara tecnologías de carga inalámbrica como Qi, ya que las marcas como LG, Motorola y Samsung llevan más de un año utilizándolas. Cuando menos deben mejorar la calidad de sus cables Lightning, y ahora sí, aumentar la capacidad de sus baterías, las cuales, a la fecha, son de las más limitadas del mercado.

 

HTC One MX: El One M9 no fue un cambio drástico, así que el One M10 (o MX) necesita ser toda una revolución. HTC puede mejorar la claridad de sus pantallas, pero realmente no necesitamos más resolución a menos que tengan considerado aumentar la cantidad de pulgadas. Lo que sí necesitamos es mayor capacidad en las baterías, ya que al igual que los modelos de Apple, los de HTC consumen mucha energía. La marca debe aceptar que éste es un tema importante y resolverlo para alcanzar el liderazgo, del cual están francamente muy lejos este año. En México, por ejemplo, el M9 ha pasado desapercibido. Hora de anteponer el desempeño y la funcionalidad al diseño
y la filosofía detrás de él.

 

Sony Xperia Z5: Dejando atrás la exclusividad temporal del Z4 en Japón, es hora de ver hacia el futuro y rescatar la marca. El smartphone de Sony, capaz de lograr esta hazaña, deberá tener mucha potencia, multinúcleo por dentro y un diseño totalmente renovado por fuera. Los biseles deben irse, necesita bordes más curvos y una pantalla de borde a borde. Además de eso, queremos ver a Sony regresar a lo que mejor hace. Tomar su plataforma Walkman y agregar servicios como Spotify de forma nativa, como sucede con el PS4 y, gracias a su división dedicada a cámaras, crear la revolución en este segmento con sensores de última generación y ópticas renovadas. Ésta sería su última oportunidad para competir con titanes como Samsung y LG.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × tres =

Lo más leído

La tecnología es lo que nos mueve. Te damos las últimas noticias, reviews, gadgets, gaming, recomendaciones, consejos y más.

Únete a nuestra comunidad. ¡Participa y comparte!

© 2017 Derechos reservados T3 México @ Lyrsa Comunicaciones

Arriba